La ciudad de Basse-Terre, capital administrativa de Guadalupe, está emplazada en la costa suroeste de la isla del mismo nombre. Para los amantes del patrimonio arquitectónico, constituye un ineludible destino dentro del archipiélago guadalupeño. Con su relajante encanto y sus monumentos históricos, merece la pena visitarla detenidamente.

El fuerte Delgrès, construido en los siglos XVII y XVIII, ha cambiado varias veces de nombre a lo largo del tiempo, en función de sus distintos ocupantes. Pero desde 1989 lleva el nombre de un famoso personaje histórico conocido por su proclama antiesclavista. Este imponente edificio con gruesos muros de piedra, importante punto de resistencia de los guadalupeños contra la restauración de la esclavitud en 1802, domina majestuosamente el mar y ofrece una magnífica vista de la ciudad y de los montes Caribe. Además de sus increíbles vistas panorámicas y de la oportunidad de dar un agradable paseo, podrá ver el impresionante memorial en homenaje a Louis Delgrès, el héroe de 1802.

El descubrimiento de la ciudad histórico-artística continúa en el barrio de San Francisco (Saint François) con la Casa del Patrimonio. Instalada en una mansión de principios del siglo XIX, acoge exposiciones temporales y conferencias, y ofrece visitas guiadas a diferentes lugares de Tierra Baja. No muy lejos de allí la catedral de Nuestra Señora de Guadalupe, edificada en el siglo XVIII, presenta una hermosa fachada de piedra volcánica tallada de estilo barroco jesuita.

Después de pasar por la plaza del Champ d\'Arbaud (actualmente convertida en zona de paseo), descubra el precioso paseo marítimo de Tierra Baja y su famoso mercado cubierto, abarrotado de frutas, verduras, especias, ponches, rones arreglados y otros productos locales, que se celebra de lunes a sábado por la mañana en un ambiente alegre y distendido. Y si le gusta el ron, diríjase a la destilería Bolonia, donde se produce el famoso ron agrícola. Situada en la salida norte de la ciudad, esta destilería ofrece una visita guiada por sus instalaciones y una degustación al final del recorrido.




Seguinos