Rabat está denominada como una ciudad tradicional y moderna y es la capital administrativa del país. Rodeada por montañas y laderas, se destaca por sus jardines y tiendas lujosas.

Sus calles son antiguas y empedradas y lo que más llama la atención es el Tour Hassan, una mezquita que nunca fue terminada de construir.

Además la ciudad cuenta con una costa sobre el Océano Atlántico.




Seguinos