Las calles son rectilíneas y están flanqueadas por mansiones y edificios públicos, el ayuntamiento, correos, la estación de tren, edificios administrativos, comercios, etc. La decoración suele ser ostentosa y la arquitectura ecléctica (zona de la estación) o arabizante (los ministerios cerca de la \"kasbah\", las mansiones en la zona del Passage).

Hay edificios construidos en estilo Art Nouveau, como el Teatro Municipal, en la arteria principal, la avenida Bourguiba. Es uno de los cuatro teatros construidos en el mundo con este estilo.

Durante las décadas de 1930 y 40 se optó por el estilo Art Déco: simetría, ornamentos con motivos geométricos, balcones, cornisas, etc. Entre los lugares que deben visitarse, está el Museo Postal, en el edificio de correos, que presenta una colección completa de todos los sellos emitidos en Túnez, sellos extranjeros, tarjetas postales y viejos aparatos de transmisión telefónica o telegráfica.

El mercado central tiene mucha vida. Abierto desde muy temprano, cierra hacia las 13:00 o 14:00 h. Pasear por él es muy agradable y apetecible. Abundan las verduras, la frutas y el pescado frescos. Alrededor, pequeños tenderetes y grandes almacenes venden toda clase de comida: cereales varios, frutos secos, higos secos, dátiles, salazones, gran variedad de aceitunas saladas, quesos…

En la avenida Bourguiba, en el complejo del invernadero de palmeras, junto al Teatro Municipal, se encuentra el extenso almacén de la Sociedad de Comercialización de los Productos de Artesanía (SOCOPA). Allí puede encontrarse todo lo que los artesanos tunecinos producen en las distintas regiones del país: vidrio soplado, tejidos de todas las clases, vestidos tradicionales femeninos y masculinos, joyas de plata, de oro o de coral, objetos de plata, jarrones de cobre, muebles, bibelotes, \"kilims\", \"mergoums\", alfombras de nudos…

La catedral de San Vicente de Paúl se construyó en 1882 en estilo neobizantino. En frente, se encuentra el imponente edificio de la embajada de Francia, que ocupa una manzana entera. Al final de la avenida de Bourguiba, se encuentra la estación del TGM (Túnez-Goulette-La Marsa), desde donde salen los trenes para el suburbio septentrional. Se pasa por la Goulette, el Kram, Salammbo, Cartago y Sidi Bou Saïd y se termina en La Marsa. Bab Bhar

Destaca el mestizaje entre la ciudad moderna y la medina: la zona, por ejemplo, posee vestigios de las murallas desaparecidas hoy en día. Su estado actual fecha de 1848. Da ala calle Jamaa ez Zitouna (la gran mezquita) y a una calle muy transitada, muy animada y muy pintoresca que conduce a la \"kasbah\", la plaza del Gobierno.

La medina

Es la ciudad tradicional. La de Túnez es considerada por unanimidad como la más bonita de los países del Magreb.

La calle Jamaa ez Zitouna

Está flanqueada por tiendas de productos de artesanía y recuerdos y almacenes de antigüedades.

La mezquita Jamaa ez Zitouna (la gran mezquita)

Es la más grande de Túnez y el centro religioso más importante de los países del Magreb. Fundada en el 732, fue reconstruida por completo en el siglo IX. En ella descubrimos un patio rodeado por una columnata con antiguos capiteles. En la extensa sala de rezo están suspendidas grandes arañas de cristal de Venecia.

La gran mezquita es el corazón de la medina, alrededor de la cual se ordena todo. En Túnez existen otras mezquitas bellas: la mezquita El Ksar (construida en 1106), la mezquita de la Kasbah (1235) con su bonito minarete, la mezquita Sidi Youssef (1616), la mezquita de Hammouda Pacha, (s. XVII), la mezquita de los Tintores (1716)…

La mezquita Youssef Sahib et Tabaa, construida en el 1812, en el barrio Halfaouine, presenta una rica decoración de estilo italiano y, en su interior, estucos grabados y mármoles polícromos.

La mezquita Sidi Mehrez (1675) difiere de las mezquitas tradicionales: la cúpula central que cubre la sala de rezo se encuentra en medio de cuatro semicúpulas. El mausoleo del santo se encuentra en frente: Sidi Mehrez es el santo patrón de Túnez. Las estilizadas cúpulas de la mezquita están representadas en el escudo de la ciudad.




Seguinos